Líneas de Formación

a. Comprensión de los procesos cognitivos en torno a la lectura

Desarrollar la capacidad de leer supone comprender los mecanismos involucrados en este proceso. Como toda disciplina, a su interior existen diferentes explicaciones que dan cuenta de este fenómeno. Según la concepción de aprendizaje que tenga el promotor de lectura o docente, se inclinará hacia una manera de promover la lectura.

Dentro de la ESPECIALIDAD EN LECTURA, buscamos favorecer un proceso lector que sea congruente con los postulados del socio constructivismo, donde el papel del sujeto que aprende a leer sea activo y se apoye en los instrumentos culturales y los procesos de mediación.

La mayor parte de las iniciativas existentes en la vida escolar responden a concepciones educativas convencionales, en donde el proceso de leer es un proceso únicamente individual y depende de factores como la velocidad, entonación o fluidez; sin embargo, leer es ante todo un proceso cognitivo complejo, que supone muchas habilidades en juego: atención, percepción, memoria, ubicación espacial y temporal, etc. En la medida que el proceso de lectura se analice en toda su complejidad, los promotores y formadores de lectores le darán cabida a más tipos de texto, más oportunidades de leer y lo harán no solo como ejercicio individual sino colectivo también.

b. Estrategias de animación a la lectura

Las estrategias de animación a la lectura son un conjunto de herramientas técnico metodológicas que guían al maestro y/o promotor de lectura para que a través de un ambiente lúdico, pueda favorecer el gusto por leer. Además, las estrategias promueven diversas capacidades para leer como la inferencia, predicción, anticipación, mismas que se conciben como estrategias cognitivas para comprender un texto, y que son las mismas que se evalúan en las pruebas de Enlace o PISA.

Actualmente, el encuentro con el libro, sufre una serie de desventajas respecto de los medios electrónicos. Los niños se sienten más atraídos por la computadora y por el internet, sin embargo, el uso de los medios electrónicos también suponen el desarrollo de la competencia lectora.

El reto más apremiante es que los maestros y maestras, encargados a enseñar a leer y escribir, ni leen ni escriben. Por tanto, es necesario formar en ellos directamente el gusto por la lectura, el uso de las estrategias en las sesiones de taller de la ESPECIALIDAD EN LECTURA, son una manera de asegurar de manera vivencial que les guste leer y que lo sigan haciendo.

La mayor parte de los adultos que convivimos con niños, no hacemos otras cosas porque no sabemos qué hacer. Ampliar el repertorio de estrategias de animación, permite comenzar a recibir los beneficios de manera inmediata, tanto porque ellos experimentan que leer es fácil y divertido y como porque conocen una nueva manea de promover la lectura en su aula, biblioteca o entorno inmediato.

c. Conocimiento de las etapas de la literatura infantil y sus autores más destacados.

Las estrategias de animación a la lectura se realizan con base en libros de autores de libros infantiles reconocidos ampliamente en el medio literario. En contra de la creencia popular, la literatura infantil es un género joven.  A fines del siglo XIX surgen los primeros autores que escriben propiamente para niños. Como tal, ha ido desarrollando sus propias tradiciones y se han ido configurando autores que las más de las veces, son desconocidos en el mundo de la literatura para adultos.

A lo largo de la Especialidad, los estudiantes podrán identificar la evolución del género de literatura infantil y tendrán elementos para desarrollar criterios de selección de libros por etapas de proceso de lectura y por edad. Conocer a los autores y las obras actuales, facilita enormemente la tarea.

d. Adquisición de criterios de selección y evaluación de material apropiado para nuevos lectores.

Para formar lectores competentes, se requiere que los estudiantes adquieran los criterios para seleccionar libros, y desarrollen las habilidades para usar el internet. En el uso directo, se formarán también ellos mismos como lectores competentes.

Conocer las etapas de desarrollo humano y saber cuáles son sus gustos e intereses, facilita enormemente la capacidad de discernir entre cuáles tipos de libros elegir para las diferentes edades. Además, en la especialidad se cuenta con una herramienta que se denomina la “cadena de lectura” (Noriega, 2009) que describe el proceso de formación de un lector que pasa por diferentes etapas independientemente de la edad que tenga, lo importante es la capacidad de elaborar imágenes mentales y de cómo se complejiza y el proceso cognitivo de interiorizarlas que va desarrollando el lector a lo largo de su trayecto de formación como lector.

Aprender a leer es un proceso que se desarrolla a lo largo de toda la vida. Es en esencia, el proceso en juego de una educación permanente, la capacidad de aprender a aprender, competencia que es clave para la consecución de una educación básica de calidad.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s