¿Por qué una Especialidad en Lectura?

La Especialidad en lectura responde a la necesidad de formar educadores que actualmente estén frente a grupo para que puedan promover el desarrollo de las competencias de educación básica a saber: educación permanente y manejo de la información. Asimismo, los maestros y profesionales de la educación encuentra en la especialidad estrategias de formación que contribuirán a que sus estudiantes logren mayor puntaje en la evaluación de ENLACE.

A diferencia de programas dirigidos a desarrollar habilidades de comprensión o velocidad para leer, este programa con su orientación humanista y educativa, pretende lograr que leer se vuelva una pasión. La efervescencia lectora es el ambiente que pretende crearse entre los estudiantes de la ESPECIALIDAD EN LECTURA. Tienen la posibilidad de contar con libros, ser usuarios de una comunidad virtual a través de un portal de internet y gestionar sus propios centros bibliotecarios y de animación a la lectura.

La lectura es un medio clave para la formación de los maestros. El impacto de la revolución tecnológica en educación, va a tener repercusiones que aún no alcanzamos a imaginar. Es indispensable dotar a los estudiantes y maestros de las herramientas y habilidades para que puedan ser usuarios del internet.

En el estado de Sinaloa, no existe hasta el momento ninguna otra oferta educativa que atienda la necesidad de formar lectores. Si bien hay algunos programas que atienden las habilidades de redacción o hablar en público, no existe ningún otro que se enfoque en desarrollar el gusto por la lectura.

Los estudiantes de la especialidad que sean docentes de nivel básico, podrán contar con un referente muy claro sobre cómo apoyar a sus alumnos para acreditar la evaluación de ENLACE, que como sabemos, se ha creado como una estrategia para elevar la calidad de la educación en nuestro país.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), de la cual es miembro México, ha estimado que la educación en el país no tiene los impactos que se presentan en los otros 27 países miembros, ya que México ha ocupado consistentemente el último lugar en las evaluaciones de educación que dicho organismo realiza periódicamente. La evaluación que se ha aplicado es la que se conoce como PISA.

Aunque en ciertos ámbitos relacionados con la educación es frecuente que se cuestionen estas evaluaciones internacionales, lo cierto es que hay argumentos que demuestran su pertinencia en cuanto a metodología, sobre todo porque ponen a la luz una forma de evaluar, lo que resulta relevante como educación básica. De modo que si pretende en un país como México elevar su nivel de desarrollo y por ende de calidad de vida, es urgente poner la vista en la educación, y tomar en cuenta no sólo los resultados obtenidos por México, sino también, poner en consideración lo que otros países han hecho para conseguir mejores resultados en educación.

Tanto PISA como ENLACE no evalúa acumulación de conocimientos, sino la capacidad de los alumnos y alumnas de aplicar las herramientas de  conocimiento que han adquirido en años de escolaridad; es decir, el acento está en las competencias. Estas evaluaciones tratan de observar qué tan competentes son los estudiantes de los distintos países para afrontar los retos de la vida cotidiana y profesional en el presente y en el futuro. Al parecer, esto significa que la prueba Enlace es una evaluación pertinente y que lo que mide es precisamente la competencia lectora.

Anuncios